El placer de Saltar al Vacío.

¿ Has saltado alguna vez al vacío? ¿Qué sensación se siente? ¿Cual es el motivo que nos hace saltar? 

He de reconocer que las alturas me dan vértigo y nunca me han gustado los deportes de riesgo aún sabiendo que suelen tener sus sistemas de seguridad, al igual que cuando viajamos en avión.

En estos últimos años donde he comprendido que la vida es un deporte de riesgo, donde cualquier cosa puede pasar por más flecos que queramos atar y controlar he podido saborear el placer de volar, el placer de sentir la libertad y el placer de mirar con ilusión lo desconocido, lo nuevo. 

Cuantas veces habré escuchado “más vale malo por conocido que bueno por conocer” ahora entiendo que ese pensamiento sólo pertenece a personas con miedo, conformistas, inseguras, llenas de temores, de prejuicios, con falta de confianza en si mismas, yo he estado en esa frase muchas veces incluso la he dicho convencida de que es la mejor opción, siempre buscando la seguridad, la comodidad, lo cerrado, sin apostar en muchos aspectos de mi vida. Reconozco que he sido valiente y atrevida en muchos otros ámbitos, aventurera aunque siempre como buena viajera intentaba llevar en mi mochila todo lo necesario para el viaje e incluso para cualquier imprevisto. Y eso es bueno, creo que debemos saber decidir que llevar en la maleta, que es lo necesario sin olvidarnos que el camino más importante es VIVIR, disfrutando de respirar por las mañanas, sentir los rayos del sol, el agua de la lluvia, ver la noche estrellada,  estar con nuestros familiares, nuestros amigos. Cuando nuestro temor nos hace dar vueltas dentro de nuestra zona de confort, en lo conocido, con miedo a buscar lo bueno que hay por conocer nos estamos muriendo en vida, nos encerramos en un bucle y no somos capaces de ver la salida. 

Así me sentía yo, enfrascada en una aventura laboral, profesional, familiar y social que me hizo perder el norte de lo que de verdad importa, de lo que de verdad quiero en la vida, de lo que me hace sonreír e ilumina mi cara. Trabajaba y trabajaba en un proyecto de vida totalmente equivocado, sacrificando lo importante para mi, perdí el norte, la brújula, el rumbo, lo perdí todo, hasta el aire, me faltaba el aire para poder seguir, la cabeza me explotaba, no sabía como era capaz de generar tantas voces y tantas conversaciones idiotas y sin sentido a la vez dentro de ella y ninguna de ofrecía una solución, una luz. 

Debo reconocer que mi encuentro con el Coaching y el entrar en ese aprendizaje de por vida de conocerse a uno mismo, confiar en uno mismo, el trabajo espiritual que a mi me gusta llamarlo hacer brillar lo mejor de nosotros mismos me ayudó a entrar en mi plan de parada, mi momento de reflexión, cuando mi cabeza hablaba y hablaba y sólo me excitaba y me llevaba a la acción sin dirección, guiada por el nerviosismo, mi yo interior me pedía calma, tranquilidad, volver a poner los pies en la tierra, sentirla, respirar y empezar a valorar lo que es importante para mi, empezando por mi misma, por mi salud, por estar bien yo, eso hizo que todo empezara a fluir, que mi familia esté bien, para ello yo debo estar bien, volver a mis raíces, a mi tierra, centrarme laboralmente en lo que me gusta y en lo que sé hacer, era necesario cambiar, ahora si tocaba el plan de acción, el cambio ya estaba ahí, el futuro empieza en el presente de ahora mismo, en el “ahora” y había que tener valor porque   a veces la vida nos pone en esa situación, donde necesitaba sentir que me echaba a patadas de esa tumba que llamamos confort, la vida me estaba llamando desde otro lado, debia salir, debía saltar y si, en ese momento da miedo aunque no hay nada peor que sentir que te falta el aire, que te estas ahogando que te estas muriendo en vida y entonces salté. Salté al vacío, a lo desconocido, a lo nuevo. Es verdad que el salto es el momento clave, es el momento donde sabes que cierras por completo una etapa y que eres el único responsable de lo que sucede a partir de ese instante, esa milésima de segundo, ese parpadeo necesario donde parece que aprieto el botón de apagar mi cerebro y sin más, saltar. Ese momento hace que aún siendo conscientes de no saber que va a pasar no importa, ya sé que la vida no la puedo controlar, que la vida es un regalo, un misterio y así hay que vivirla y empecé a sentir lo maravilloso que es vivir en libertad, lo poco que se necesita para sonreír, como el aire me llena de vida en cada respiración y como me dejo fluir en la naturaleza, en la vida, da igual donde caiga, ahora tengo mi aire renovado, estoy llena de energía, de ilusión por lo nuevo que ha de llegar y que esta llegando y confiando en mi, en esta nueva oportunidad, en esta nueva etapa y que sé que la vida como ella misma es me tiene preparada muchas sorpresas.

Habrá quien piense que en la etapa anterior lo tenía todo, pues todo lo perdí, todo me sobraba, nada era imprescindible para mi porque cuando me despoje de todo encontré mi mejor premio, me encontré a mi, y en ese encuentro sigo, respirando y saboreando cada día, lo nuevo, lo bonito que me llega y disfrutando las pequeñas grandes cosas que me tocan que me hacen click, que me hacen sentirme viva. 

La vida está para vivirla, no te está esperando en ningún otro sitio.

 

Anuncios

4 comentarios en “El placer de Saltar al Vacío.

  1. Felicidades, Lola.
    Yo he saltado al vacío más de una vez. Por voluntad propia y también empujado. Y cuando sabes que tienes alas y que se llaman confianza y desapego, vuelas a voluntad. Porque las alas son para volar, no para esconder la cabeza debajo de ellas.

  2. Esto me lleva a reflexionar una visión que intento concretar: salir del BOX, ser menos realista o como mencionas: tirarse al vacio. “Más vale pájaro en mano que cien volando” pero que hay si los pájaros que vuelan son más diversos, divertidos, etc. Conformarse con algo que tiene o romper el miedo al cambio y transformarse, sería una decisión clave de todas las personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s