ADICTO A LAS QUEJAS ” EN MODO QUEJA”

“Porque no tengo trabajo. Porque mi trabajo me quema. Porque hace sol. Porque llueve. Porque hace frío. Porque no tengo pareja. Porque tengo pareja. Porque el profesor. Porque el alumno. Porque la administración pública. Porque el gobierno. Porque el ayuntamiento. Porque el jefe”.   

Nos encanta quejarnos de todo, es un vicio socialmente aceptado, todos nos quejamos y todos entramos a formar parte de un bucle que no busca una solución, el quejoso sólo espera a que otros le resuelvan su problema.

Vivimos inmersos en una cultura basada solo en los derechos individuales  y nos creemos que tenemos derecho a todo y además estamos convencidos que nuestra insatisfacción es porque alguien no nos lo ha dado y dejamos caer la responsabilidad en los demás.

¿Qué obtenemos cuando nos quejamos? Realmente cuando nos quejamos no estamos buscando una solución, estamos buscando un beneficio, para que nos muestren atención, para que nos escuchen,para obtener poder, etc. Asumimos  el papel de víctima.Para que nos den algo que pensamos que merecemos sólo tenemos que ser lo suficientemente insistentes y quejarnos hasta la saciedad hasta que por quejicas y pesados conseguimos lo que queremos.

¿ Somos conscientes de que dejamos la responsabilidad de nuestra vida en manos de los demás?

La solución está en la madurez de asumir la responsabilidad y el compromiso de llevar las riendas de nuestra vida.

¿ Qué esconde la queja?

Detrás de la queja, se esconde una alta inseguridad y una baja autoestima, miedo, celos, falta de autocrítica, falta de afecto pero además se esconde un importante juego psicológico para conseguir más poder desde el rol de víctima pretendemos dominar de forma blanda a otros, intentando responsabilizar y culpar a los demás y así justificar nuestro sentir mal.

¿Somos conscientes de que entramos a formar parte de un juego psicológico?

Debemos estar atentos para saber quien recurre al victimismo como forma de estar en la vida “En modo queja” para no entrar a participar en su estrategia, cuando después de insistir se dé cuenta que no consigue su propósito irá dejándolo al ver que no funciona.

No debemos dejarnos arrastrar por los problemas de los demás si vemos que no hay una intención para buscar una solución, evitando nuestro sufrimiento. Pensar con claridad para encontrar un camino, una opción. Encontrar qué se esconde detrás de esa queja desde el respeto y la tolerancia emocional e intentar convertir dicha queja en un aprendizaje para pedir lo que necesitamos de manera adecuada, para aprender a demandar una atención afectiva de forma efectiva.

” Quejarse es el pasatiempo de los incapaces”  Hugo Ojetti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s